La oficina dentro de Asorum pasa a ser chica para el número de alumnos que se anotan en los cursos. Se alquila una oficina propia y Vanesa se suma al equipo con el fin de ayudar en el dictado de las clases.